¿Cuál es la calidad de la miel ?

¿Realmente sabemos cuál es la calidad de la miel que consumimos?

En este artículo queremos darte unos consejos para poder identificar la calidad real de la miel.

Para que no te den gato por liebre.

Todos conocemos como se hace la miel, aunque no se habla mucho de como se trata. No vamos a recibir la misma miel de abejas en libertad que la se que cosechamos en una granja, por ejemplo, pues no se trata de la misma forma. Unas abejas están viviendo en su entorno natural, sin influencia de humanos ni contaminación (siempre y cuando no haya contaminación cercana como la hay cerca de ciudades, carreteras, cultivos con pesticidas, etc.). Las otras, pueden estar en una granja perfectamente acogidas y bien cuidadas, aunque también pueden no estarlo sin tienen cerca agentes contaminantes o se practica la apicultura de otra manera…

Nos referimos a mieles etiquetadas como españolas y ecológicas cuando realmente son mieles ultrafiltradas de dudosa procedencia. El producto no es completamente nacional y es tratado tantas veces que también pierde propiedades.

¿Dónde está la trampa?

Según las leyes, la procedencia se designa por el último país en el que la miel haya sido tratada. No donde haya sido recolectada ni bajo qué condiciones. Por lo tanto, nos podemos encontrar en la situación que compremos miel “100%” española y realmente no lo sea. Al haber sido tratada por último en España cuela perfectamente, aunque sea miel mezclada con otros países. Hablamos de mieles que vienen de Portugal, Rumanía y mayormente China. Se mezclan con miel española (51%), dándole como origen el último país donde se ha envasado (España). Esto aunque no sea 100% origen española. Además, igualan el precio al de mercado, incluso en ocasiones por encima y hacen parecer que sea incluso de mejor calidad que el resto, aunque realmente no lo sea. Todo esto sin cometer ningún acto ilegal explícito por desgracia del consumidor.

Aquí está la trampa que se escapa a la ley: Una vez mezclada se considera como origen 100% española. La triste realidad es que encima sea una mezcla de mieles de no muy buena calidad y que nos las hagan pasar por buenas.

Desde hace años, la miel es de consumo diario y familiar e incluso deportivo. Por eso queremos poder darte unas claves de cómo conocer  la calidad de la miel y no caer en el engaño de empresas que venden mieles ecológicas que no lo son. Mieles de muy mala calidad mezcladas con otras de otros continentes, denunciado por la OCU por engaños masivos en tiendas y supermercados de nuestro país.

Claves para reconocer la calidad de la miel

  • Lee el etiquetado e inspecciona la miel

Siempre tienes que tener en cuenta la fecha de caducidad. La miel no caduca si esta bien conservada, aunque por legislación tiene un periodo de aprox. 2 años desde el día de su envase. Para saber si es una miel de calidad, también deberás fijarte en la propia miel. Si a la miel le quedan 2 años para caducar, significará que es una miel joven. Nunca podrá ser transparente, sino habrá sido mezclada con algún conservante o sirope.

Si cuando adquieres miel su fecha está llegando a su fin, tendrás que tener en cuenta que esa miel habrá pasado un invierno por lo menos. Significa que tendrá que estar más pastosa, aunque nunca permanecerá líquida. La miel que permanece líquida no es miel natural.

  • Ten en cuenta que:

En Diciembre del 2020 se puso en vigor la normativa Europea que obliga a indicar el origen de la miel que se envase en territorio español. Entonces, cuando cojas un tarro de miel, busca su procedencia. Si encuentras miel con procedencia de China, Rumanía, Portugal, Ucrania y Brasil, tendrás claro que no es miel de calidad, ya que se mezclan con españolas y pierden pureza durante el proceso.

También en el etiquetado puede darse el caso de que algunas marcas españolas estén trabajando con mezclas de mieles de fuera. Estas las pueden etiquetar como españolas, aunque eso lo explicamos a continuación.

  • No te fíes del todo de su procedencia

Más o menos por las mismas fechas en 2020 se denunció la triangulación de la miel:  mieles chinas que entran en España como si fueran rumanas, así que cuidado con esto. Intenta ver que ponga 100% origen España; cosecha España; producción España. Con número de registro sanitario de España y con las dos siglas de la comunidad de donde haya sido envasada. También deberá pertenecer a un número de lote. Es muy importante buscar estos datos, pues si no los contiene podría hacernos dudar de su procedencia.

Si has leído bien, hasta que no cambien las leyes no podremos fiarnos al 100% de que la miel que estamos comprando sea lo que nos han prometido. Lo único que nos puede ayudar son las pruebas irrefutables que nos da la ciencia. Si no te pueden garantizar un análisis de la miel, no te pueden asegurar el 100% de procedencia española.

  • Transparencia y textura 

En la miel de calidad, tanto su textura, sabor y color son indispensables para saber también si la miel es de calidad.

  • Transparencia: Nunca será transparente. Si la ves así, será miel mezclada o pausterizada. Se calienta para mezclarla bien. Así se pierden propiedades y pureza, pues se queman.
  • Textura:  Nunca será líquida total. Si es una miel reciente siempre será algo más fluida, pero nunca líquida. Cuando haya pasado un invierno, ya estará mas apelmazada y no será tan fluida. Puede llegar a endurecerse completamente durante el primer año.
  • Sabor: Su sabor tiene que ser característico al tipo de miel que adquiriste y nunca un sabor artificial. En la miel de calidad su sabor es exclusivo. Perdura en el paladar y puedes llegar a distinguir su sabor auténtico.
  • Color: El color de miel será según dónde y qué hayan comido las abejas. Clasificamos en colores claros las mieles florales y colores oscuros en las mieles de bosque,  aunque hay algunas oscuras como el brezo que son florales. Su color siempre llevará a su procedencia. La miel de tomillo será rojiza, la de romero casi blanca, la de espliego amarillo fuerte, etc. Cada una tiene su color y eso también hay que tenerlo en cuenta.

¿A qué profesionales se puede recurrir?

Apicultores/as

Son las persona que se dedican a cuidar lo mejor que pueden a las abejas. Las trasladan hasta donde haya floración para que puedan recolectar  néctar de las flores o savia de las plantas o árboles. Se preocupan de que tengan agua cerca y que su entorno sea el adecuado para que puedan producir su tan ansiado alimento. Todo esto en unas condiciones que sean las adecuadas. También transportan la miel para decantarla, envasarla y etiquetarla.

Esto no es fácil. Los apicultores tienen que llevar sus colmenares a cientos de kilómetros para encontrar una buena zona de floración. Cuando las dejan para volver con sus familias, la mayoría es víctima de saqueos y destrozos. Son escenificados por los que cometen el delito de tal manera que parecen provocados por animales, por lo que no pueden denunciar ni recurrir a su seguro.

Veterinarios/as

Son las personas que se dedican a curar y prevenir las enfermedades de las abejas. Es indispensable su función, ya que luchan a diario por la supervivencia de las abejas. Su función es alertar de cualquier enfermedad en las colmenas y si así lo deciden, darles sus medicamentos para curarlas. Para ello se crean enfermerías de colmenas, donde se separan y se encuentran en observación. Ahí se estudia el desarrollo de los medicamentos, para que no contaminen y para que no contagien a las demás colmenas. Se les pone prácticamente en cuarentena.

Por eso es tan importante su labor, porque se infectan menos abejas gracias al trabajo que realizan. Dan al apicultor las pautas a seguir y controlan que se haga correctamente. Así, aseguran una miel de calidad para todos los consumidores.

Biólogos/as

Son las personas con conocimientos científicos. Especializados en el campo de la biología (ciencia natural que estudia todo lo relacionado con la vida, lo orgánico y los procesos biológicos de los seres vivos en diversos campos especializados).

Haciendo sus estudios desde los laboratorios, estos profesionales tratan de verificar la procedencia y la calidad de la miel. Verifican la humedad, el porcentaje de polen, su procedencia y su alimentación. Así comprueban con qué han sido alimentadas, si con plantas y flores o por lo contrario con piensos artificiales.

Pueden llegar a saber si las abejas han ido a sitios donde las plantas o flores hayan sido tratadas con pesticidas, llevando esto a una miel contaminada y en los análisis reflejan toda esta información.

Esperamos haberte ayudado a diferenciar la miel de calidad de la que no lo es. ¡Pregúntanos al Whatsapp o al Instagram para cualquier aclaración!

 

 

 

 

 

Jose, con mucha ilusión y de la mano de grandes profesionles, hemos creado vimiel, para ofrecer unos productos de calidad, habiendo sido iniciados en este mundo tan apasionante, nos dedicamos a dar un paso mas, creando Mielato Sport.

Deja un comentario

Jose Gauxax Duch como responsable de vimiel.com le informa que la finalidad de los datos solicitados es gestionar los comentarios realizados, con la legitimación de su consentimiento como interesado. Estos datos no se comunican a nadie y se conservan mientras no se solicite su supresión. Los datos estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (nuestro proveedor de hosting), ubicado en la UE con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo josegauxax8@gmail.com, y tiene derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control. Puede consultar información adicional y más detallada sobre Protección de Datos en esta página web, así como consultar nuestra Política de Privacidad.